Becker

Estimado Roberto Millán:

En primer lugar me gustaría agradecerte desde el fondo de nuestro corazón por el cumplimiento a buen término y la realización de nuestro sueño en México, ahora llamado “Casa Becker”. Tu profesionalismo, habilidad para el diseño, atención a los detalles y la construcción oportuna dentro de nuestro presupuesto, fue sin ninguna duda apreciado.

La calidad de nuestra casa de los sueños sin duda podría establecerse dentro de las normas canadienses y estadounidenses. Por la presente, definitivamente no dudo en recomendarte a nuevos clientes. Le deseamos mucho éxito.

Respetuosamente,
Alexander Becker.